Seguro que si eres novato en el sector de la construccion de chalets en Madrid o si estás inmerso en el proyecto de edificación de tu vivienda estas cuestiones no dejan de rondar tu cabeza. ¿No sabes qué es la cédula de habitabilidad? En esta nueva entrada de nuestro blog vamos a contarte para qué sirve y te vamos a dar todas las claves necesarias para que te sitúes en contexto.

Básicamente, se trata de la acreditación de que un inmueble es apto para la residencia habitual de personas a nivel de solidez, higiene, seguridad y salubridad. Este certificado demuestra que un espacio cumple con los requisitos mínimos exigibles por decreto, y básicamente cuenta con dos tipos: de primera y de segunda ocupación.

Por lo tanto, la construccion de chalets en Madrid requiere la tramitación de una cédula de habitabilidad del primer tipo. Tanto si vas a vender como alquilar una residencia te hará falta disponer de este documento, que servirá a los inquilinos como una garantía de que todo se ampara bajo un marco legal. De todas maneras, es obligatorio que cuentes con dicho certificado, porque también te lo reclamarán cuando vayas a contratar los distintos suministros de agua, gas y electricidad a las compañías correspondientes.

En el caso de que tu chalet o vivienda no sea de nueva construcción, sino de segunda mano, tendrás que solicitar una cédula de habitabilidad del segundo tipo, que demuestre que dicho espacio sigue conservando las condiciones antes mencionadas.

Y ¿cómo se tramita este documento? ¿Dónde debes acudir? Es bastante sencillo: si has de solicitar por primera vez esta cédula —que tiene una validez de 15 años—, o si necesitas renovarla, deberás acudir al servicio de la vivienda de tu ayuntamiento y allí te darán los pasos a seguir.

En Construcciones integrales Bueno podemos ayudarte con este trámite si necesitas asesoramiento profesional. Estamos a tu disposición.